Aid to Lifel Aid to Life Aid to Life  
   

Auto disciplina:
Poner Límites

Preguntas más frecuentes acerca de Poner Límites

 

 

Question

Mi hijo nunca quiere ir a la casa

A mí me encanta visitar a mis amigos para que mi hijo pueda jugar con sus hijos, pero al momento que es hora de regresar a casa, mi hija nunca se quiere ir y siempre terminamos con ella llorando y yo cargándola para salir. ¿Cómo le puedo ayudar a entender que las visitas se terminan y evitar estas escenas poco placenteras?

Estas son tan sólo transiciones, que a los niños pequeños les es difícil manejar. La solución reside en ayudarle a comprender que es lo que va a suceder. Avísale quince minutos antes de que usted se vaya a ir para que ella sepa qué esperar. Cuando sea la hora, dígale 'Es hora de irnos. Vamos a volver a ver a tu amigo otro día' Si ella no se quiere ir, ofrézcale una opción: 'Quieres caminar al carro o te cargo?' o 'Quieres tomar mi mano o cargar la bolsa?' Probablemente no tenga el suficiente auto-control para hacer lo que le pide y puede tomar tiempo para un niño pequeño procesar la petición y hacer lo que se le pidió, así que no espere una respuesta inmediata. De todas maneras, después de dar un tiempo razonable para que ella procese la información, si ella no responde, entonces es hora de levantarle, decir adiós e irse. Los niños menores de tres años entienden más las acciones que las palabras. Es un error negociar más tiempo con ella. Cuando negocia una vez ella se forma la expectativa que usted lo va a hacer otra vez y esto es el tipo de situación que puede formar una barrera entre usted y su hija.

 

Question

Mi hijo no puede jugar con otros niños.

Mi hijo no sabe jugar con otros niños y siempre termina en lágrimas cuando invitamos a un niño a jugar. ¿Cómo puedo manejar esta situación?

Tiene que crear un modelo de cómo se juega con otros niños. Por ejemplo, si está aventando arena mientras juega con un amigo en el arenero, muéstrele como usar la pala y los juguetes de arena y apoye lo que hace usted con palabras como 'La arena es para jugar. Lastima si se le cae a alguien en los ojos'. Si avienta la arena otra vez, sáquele del arenero e invítale a otra actividad como regar las flores. Si está llorando y no se puede distraer, sáquele fuera de la situación. Como adultos, sabemos cuando necesitamos salir a caminar o estar solos para tranquilizarnos. Los niños no saben cómo hacer esto, por lo que necesitan nuestra ayuda. Escúchele, déle amor y atención mientras llora para que se desahogue. Cuando termine de llorar, habrá eliminado una carga emocional. Usted ha aceptado sus sentimientos, al mismo tiempo que ha sido firme con el límite.

Swings
   
  Aid to Life Aid to Life Aid to Life